El cuidado de los pies y los deportes de invierno no tienen por qué estar reñidos, una serie de precauciones harán que podamos disfrutar al máximo del frío exterior sin tener que lamentar ninguna consecuencia negativa. 

Senderismo, correr en invierno por el monte, esquiar, hacer snowboard… el frío, la nieve, el viento no son impedimento para muchos deportistas que practican deporte al aire libre e incluso prefieren el frío a las altas temperaturas del verano. 

Dos son los aspectos más importantes a tener en cuenta respecto al cuidado de los pies y los deportes de invierno; en primer lugar la hipotermia; en segundo lugar la humedad en los pies. ‘La hipotermia consiste en el descenso peligroso de la temperatura corporal, por debajo de 35º. La hipotermia ocurre cuando el cuerpo pierde más calor del que puede generar y generalmente es causada por una prolongada exposición al frío’. Utilizar un calzado adecuado (botas de monte, botas de esquiar, etc) es fundamental para evitar la pérdida de calor en el cuerpo, por supuesto el resto de las prendas son importantes pero el calzado es algo básico. Respecto a la humedad en los pies hay que evitar que el pie se encuentre mojado tanto por el sudor como por el agua (nieve derretida) del exterior. Para lograr un pie seco los calcetines juegan un papel primordial ‘calcetines que ajusten bien, no aprieten y no tengan costuras muy marcadas, si no es así pueden aparecer ampollas y rozaduras en los pies’. 

Una vez finalizado el ejercicio es muy bueno realizar pediluvios de agua fría, posteriormente caliente y para finalizar de nuevo agua fría, una vez secados perfectamente será el momento de aplicarse una crema hidratante. De esta forma se habrá estimulado la circulación y el pie quedará preparado para una nueva jornada de esquí o de montaña al día siguiente. 

Por último, si se usan plantillas es muy importante llevarlas en el momento de comprar cualquier tipo de calzado deportivo. Si además de practicar deporte que supone un esfuerzo extra para nuestro organismo y especialmente para nuestros pies no utilizamos las plantillas que nos ha prescrito nuestro médico o clínica de podología podemos generar lesiones en nuestros pies que solo remitirán con sesiones de fisioterapia o cirugía. ¡Ahora solo toca disfrutar de tu deporte favorito! Para cualquier duda contacta con tu clínica de podología. Vía ICOPCV. Fotografía: Asoggetti.